Platería Civil o de uso Doméstico

 

 

 Platería Civil para Regalos corporativos o Colecciones personales.

 

La  platería  es  parte de nuestra  historia hace casi  cuatro siglos, es parte de nuestro pasado colonial, de nuestra historia independentista y republicana y es parte de nuestro presente. Participó  de  los más importantes acontecimientos  de nuestra vida  social y cultural y cubrió las necesidades de la vida doméstica.

Para mencionar algunos de estos típicos objetos de nuestra platería civil tenemos: candelabros, palmatorias, fuentes, bandejas, teteras, cafeteras, chocolateras, mates,  pavas de hornillo, cubiertos, platos, guiseras, soperas, cajas, cofres, hebillas, placas ornamentales, saleros, escribanías, sahumadores, marcos para espejos, etc.

El orfebre se destaca esencialmente por su oficio, donde la obra es la resultante del correlato entre el diseño y la correcta utilización de las técnicas, lo que determina una obra armónica. Entendiendo que el concepto de armonía es desde una visión estructural y funcional y no meramente estética. Sin embargo, puede ir mas allá de los límites, un lugar donde la Orfebrería se confunde con la Escultura.

Mate Ñandú Sudamericano
Excepcional mate de plata representado por la figura de un ñandú americano, ave autóctona del territorio argentino.Pieza que, por representar el hábito de tomar mate y estar realizada en la figura de un ave autóctona, alcanza el carácter de una típica obra de platería argentina.
La obra expresa un indiscutible tratamiento escultórico y fue realizada en plata 925 bajo las técnicas de orfebrería como batido, forjado, repujado, cincelado y fundido a la cera perdida.

Ciervo Sahumador
Típico sahumador de la época colonial con forma de ciervo, cuyo cuerpo oficia de recipiente para alojar el incienso.
Los sahumadores ocuparon un papel muy importante en la platería colonial no solo en el Alto Perú sino en Buenos Aires también. La pieza cumplía su funcion por medio de un recipiente donde se quemaban las sustancias aromáticas las que perfumaban el ambiente a través de orificios calados en su tapa. Las damas de la época colonial solían colocarlos, también, debajo de sus vestidos para impregnarlos de exquisitos aromas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>